Escribir a cuatro manos, cuestión de marketing

Hace unos días un escritor afirmó que no se podía escribir literatura en pareja, que decir que nosotros escribíamos a cuatro manos era una cuestión de marketing.

writer-1421099_640Sé que el hecho de que David Zaplana y yo escribamos juntos genera mucha curiosidad (he de decir que nosotros no solo escribimos a cuarto manos sino que, si me permitís la expresión, vivimos a cuatro manos). Esta curiosidad nace de la idea de que la creación literaria es la respuesta a la necesidad intrínseca del escritor de expresar o compartir su mundo interior con el resto de los mortales. Por tanto, no es posible que dos autores habiten el mismo mundo interior, eso sería un trastorno de personalidad o una paranoia compartida. Es decir, con esta premisa, podemos llegar a dos conclusiones: que nuestras obras no son literatura, o que uno escribe y ambos firmamos.

Sin embargo, en otras artes es diferente. Nadie espera que una película sea creada por un único artista (aunque puedan darse casos). Para que una producción cinematográfica llegue a su fin son necesarios muchos artistas trabajando juntos. Y no solo dos, el equipo está formado por uno o varios guionistas, uno o varios directores, uno o varios actores… Es decir, un equipo de artistas que comparten su visión sobre la obra y hacen sus aportaciones a la misma. Todo ello, eso sí, coordinado por el o los directores.

También encontramos colaboraciones en otro tipo de artes. Muchos escultores, pintores, fotógrafos, bailarines, performers… trabajan juntos para dar forma a una obra.

Vuelvo a la literatura. Cada escritor tiene su respuesta sobre por qué escribe. Algunos simplemente escriben para expresarse, los menos. Lo más lo hacemos para poder comunicarnos con los lectores y poder exponer una serie de inquietudes que nos asaltan. Entonces, si un escritor es capaz de compartir esas inquietudes con sus lectores, ¿no puede hacerlo un escritor con otro y llevar a cabo un mismo proyecto?

David Zaplana y yo nos conocimos hace ya muchos años cuando ambos estudiábamos nuestras respectivas carreras en Valencia. David me contó el argumento de una novela que había empezado a escribir y yo comencé a hacerle mis aportaciones. Finalmente escribimos la novela “Cruzados en el tiempo” juntos. Es decir, nuestra forma de trabajo nació de la manera más natural, simplemente porque a David y a mí nos gusta soñar juntos.

Lanzo mi propia reflexión. Cuando un escritor afirma que no es posible hacer literatura al alimón, lo que realmente está planteando es que él no sería capaz y además se sitúa en un plano superior a lo que no comprende. Es decir, no se trata de una cuestión de marketing en la literatura sino de ego literario.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

12 Respuestas a Escribir a cuatro manos, cuestión de marketing

  1. Raquel Garranzo dijo:

    Buenos días!

    Pues opino igual que tu Ana, ese escritor tendrá su ego literario, pero a mi me parece increíble el escribir una obra con otro escritor (además de ser tu marido) que debe ser algo complicado, aunque siempre viene bien un segundo enfoque o otro punto de vista de lo que se quiere transmitir en vuestras obras literarias, creo que tengo todas las obras vuestras en mi Kindle y admito que no me ha dado tiempo a leerlas aún, pero lo que he leído me encanta y te hace meterte en la historia con todo lujo de detalles que hasta te imaginas a los personajes.

    Sois una pareja de escritores maravillosa. Seguir así!

    Un abrazo, Raquel

  2. ¡Zas! Ahí le has dado. Bien escrito y mejor explicado. Oye, que para eso tenemos nuestros blogs (casas), para hablar con libertad.

    • B&Z dijo:

      Jajaja, bueno, tampoco era mi intención hacer un zasca. Pero me parece un tema interesante para debatir con quien esté abierto a hacerlo. Hay una frase de André Gide que pusimos en Ningún Escocés Verdadero que dice “Confía en aquellos que buscan la verdad, desconfía de los que afirman haberla encontrado”. Lo interesante es el camino, no la llegada.

  3. Elena dijo:

    Me parece de un pensamiento muy estrecho el opinar que no pueden intervenir más de un autor en cualquier creación. Desacreditar sin saber. O querer restar valor a lo que, desde mi punto de vista, aún lo tiene más: la negociación constante de cada punto para el avance del proyecto.
    Yo admiro vuestra obra y vuestro modo de trabajo.
    Un saludo.

  4. Susana Oro dijo:

    Más claro imposible. Conozco algunos casos de escritores que escriben en conjunto. La verdad que creo tiene sus ventajas y desventajas, como todo. Pero que lindo es salir de la soledad de la escritura para tener con quien debatir ideas. Yo no sé si podría hacerlo, pero admiro a quienes lo logran. Felicitaciones, ustedes lo hacen genial.

  5. Manuel Fco. Mota Cadenas dijo:

    Queridos Ana y David. Qué os puedo decir yo a vosotros que no sepáis…
    Lo que sí que voy a aportar de cara a las personas que lean esto y en base a mi experiencia, es que el escribir “a cuatro manos” es una realidad. Y, además, no se trata de algo sencillo. Soy completamente la razón a Ana, cuando habla de que es cuestión de ego, porque creedme si os digo que es algo que hay que dejar completamente de lado para lograr escribir de esta forma. Yo, en mis presentaciones, siempre defiendo una serie de máximas, siendo una de ellas el hecho de que el resultado de que una novela así pueda nacer, es debido ni más ni menos que a dos conceptos básicos e imprescindibles: aceptación y concesión.
    Sin esto, os aseguro que no se puede fraguar nada serio entre dos mentes y dos almas (porque una novela tiene muchos niveles al escribirla)
    Por tanto, Ana y David, aplaudo vuestra entrega y valentía, y alabo esa capacidad que tenéis de logros conciliando además vuestra vida familiar.
    Un bravo a los dos, fortísimo y cariñoso abrazo y desearos toda la suerte del mundo.

    • B&Z dijo:

      Gracias, Manuel. Tienes razón: aceptación y concesión, son palabras preciosas. Aceptar nuevas ideas, escucharlas y valorarlas. Y llegar a un entendimiento. Gracias por tus aportaciones, Manuel, siempre hechas desde el corazón y la sensibilidad que te caracterizan.

  6. Blanca Miosi dijo:

    Escribir a cuatro manos es algo que han hecho muchos autores (http://www.heraldo.es/noticias/cultura/el_arte_escribir_cuatro_manos.html)
    Incluyéndome, yo escribí algunos cuentos largos con mi buen y recordado amigo Agustín Toro Solís de Ovando, él desde Chile y yo en Venezuela, cuentos que nunca publiqué por su muerte prematura, y puedo decir que fue una de las mejores experiencias de mi vida.

    Los felicito por hacerlo y haber alcanzado el sueño de muchos, les deseo éxito en todo lo que emprendan, ¡Un abrazo!

    • B&Z dijo:

      Gracias, Blanca. Quizás en otros lugares es más común escribir a cuatro manos, aquí en España, llama la atención, pero es cierto, no es nada excepcional. ¡Muy buen artículo el que has compartido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *