Hay lugares donde llegas y te sientes en casa. El club de lectura Las Casas Ahorcadas de Cuenca forma parte de esos lugares.

Llegamos el viernes 11 de enero, en plena ola de frío. Abrigados como esquimales, nos encontramos con Sergio Vera Valencia (alma pater del club de lectura) y José Ángel Vera Álvaro, quiénes nos llevaron hasta la biblioteca, donde tuvo lugar la presentación del libro y el posterior debate con los miembros del club. Allí ya nos esperaba Ana Valencia, encargada de la organización, y un numeroso grupo de miembros del club, además de amigas como Rita Rodríguez y de algún curioso.

Preguntas interesantes, incómodas, agudas o que incitaban a la reflexión. Las fuimos contestando todas (o eso creemos), en una tarde intensa y que resultó ser cálida como la de un viernes de junio.

El club de lectura Las Casas Ahorcadas se inició hace siete ediciones. Organiza encuentros con autores durante todo el año pero en el mes de abril celebra su encuentro de novela criminal.

Cuenca, ciudad patrimonio de la humanidad y de la hospitalidad.

 

Off the record: 

  • Qué cena tan estupenda acompañados de muchos de los amigos del Club.
  • Nuestra presentación coincidió con el nacimiento de Marta. ¡Enhorabuena, Ana!
  • El sábado tuvimos clase magistral en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca, a cargo de la guía más entusiasta que hemos conocido. ¡Gracias, Mercedes!