Ana Ballabriga y David Zaplana, escritores

escribimos a dos teclados

Agenda de marzo 2019

Este mes viene cargado de actividades. Fundamentalmente estaremos en Ibiza, Murcia y en varias localidades de la provincia de Huesca. En el menú hay desde tertulias literarias hasta talleres sobre novela negra.

Si quieres ampliar información, aquí tienes el enlace.

Los cócteles de Rose Black

A Rose Black y a sus amigas, Xesca, Ámbar y Giselle, les encanta reunirse en el Sugar, un bar situado en una terraza de estilo tropical con vistas al Mediterráneo. Al menos una vez a la semana procuran quedar para ponerse al día de sus trabajos, familias y amores, y lo hacen mientras disfrutan de un buen mojito.

Pero el mojito no es el único cóctel que aparece en Soy Rose Black.

MANHATTAN

El manhattan es una bebida realizada a partir de la mezcla de angostura, whisky, vermut y hielo, y que se suele decorar con una cereza.

El cine ha inmortalizado este cóctel en una escena del clásico Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959), en la que Marilyn Monroe, en su papel de Sugar, prepara un manhattan en una bolsa de agua caliente.

BLOODY MARY

El bloody mary se prepara mezclando vodka, zumo de tomate, sal y pimienta negra, salsa Worcestershire, una cucharada de salsa tabasco y un chorrito de zumo de limón o de lima.

El origen del nombre parece provenir de la reina María Tudor, quien reinó en Inglaterra en el siglo XVI, y que fue muy beligerante en su lucha religiosa contra los protestantes. Por ello se la apodó bloody Mary.

DAIQUIRI

Este cóctel también procede de Cuba. Sus ingredientes básicos son el ron blanco y el zumo de lima.

El daiquiri fue popularizado por Ernest Hemingway, quien acuñó la frase “mi mojito en La Bodeguita, mi Daiquiri en El Floridita”.

Para saber más sobre Rose Black pincha aquí.

Un lugar llamado Casas Ahorcadas

Hay lugares donde llegas y te sientes en casa. El club de lectura Las Casas Ahorcadas de Cuenca forma parte de esos lugares.

Llegamos el viernes 11 de enero, en plena ola de frío. Abrigados como esquimales, nos encontramos con Sergio Vera Valencia (alma pater del club de lectura) y José Ángel Vera Álvaro, quiénes nos llevaron hasta la biblioteca, donde tuvo lugar la presentación del libro y el posterior debate con los miembros del club. Allí ya nos esperaba Ana Valencia, encargada de la organización, y un numeroso grupo de miembros del club, además de amigas como Rita Rodríguez y de algún curioso.

Preguntas interesantes, incómodas, agudas o que incitaban a la reflexión. Las fuimos contestando todas (o eso creemos), en una tarde intensa y que resultó ser cálida como la de un viernes de junio.

El club de lectura Las Casas Ahorcadas se inició hace siete ediciones. Organiza encuentros con autores durante todo el año pero en el mes de abril celebra su encuentro de novela criminal.

Cuenca, ciudad patrimonio de la humanidad y de la hospitalidad.

 

Off the record: 

  • Qué cena tan estupenda acompañados de muchos de los amigos del Club.
  • Nuestra presentación coincidió con el nacimiento de Marta. ¡Enhorabuena, Ana!
  • El sábado tuvimos clase magistral en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca, a cargo de la guía más entusiasta que hemos conocido. ¡Gracias, Mercedes!